Eventos

14 AUDITORES CAPACITADOS - ASI INICIA EL APOYO A LA SAT

Con la entrega de diplomas a 14 auditores de empresas y una conferencia de prensa inició el 9 de octubre de 2015 el apoyo a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). Los 14 auditores, integrantes de un grupo piloto, se habían capacitado durante esta semana exitosamente en el uso de una herramienta de auditoria computarizada. La Intendencia de Fiscalización ha enfrentado en los últimos años cada vez mayores desafíos generados por los avances tecnológicos en contabilidad de las grandes y medianas empresas. Un alto porcentaje de contribuyentes hace uso de computadoras y diversidad de software para procesar su información contable. Hasta ahora la SAT, siendo el ente fiscalizador, no contaba con herramientas que le permitan revisar las operaciones contables del contribuyente con base en los libros contables computarizados.

Las herramientas instaladas permiten importar un número infinito de registros de prácticamente cualquier origen y por su forma de operar son compatibles con casi todas las plataformas que se utilizan en el mundo de los negocios, ya que trabajan extrayendo información de las bases de datos con la seguridad de no dañar o borrar información de los contribuyentes, pues no trabajan en el mismo ambiente informático, sino dentro de un computador independiente.
Los auditores extraen la información contable y la revisan de una vez a través de estas herramientas. Se puede programar macros o puede usar más de 100 tareas específicas para auditorías que, sin esfuerzo por parte del auditor, buscarán duplicados, detectarán omisiones en secuencias de números, agruparán datos por categorías y filtrarán numerosas filas y columnas para encontrar información en cuestión de segundos. El software registra cada paso analítico y lo guarda automáticamente para que se pueda volver a repetir cuando se lo desee.

Con un apoyo del Fondo que asciende a hasta EUR 31,000.00, se compraron licencias de dicho software, que permite analizar el 100 % de los datos, garantizar la integridad de los datos y proporcionar análisis fáciles y ágiles. Dicho apoyo consiste además en la capacitación de auditores en manejo dicho software así como el equipamiento con laptops. Una Experta Integrada (GIZ) asesora al proyecto piloto, apoyando en asuntos técnicos, organizativos tal como en cuestiones del marco legal.